Contacta

 

Casa rural

Rutas y actividades

Un poco de historia

Paseo fotográfico

Cómo llegar

Enlaces recomendados

Rural Houses

Inicio  Localización  El tiempo  Contacto

  En 

Mucha, mucha HISTORIA

'... la reina de los montes de Castilla La Vieja, la Peña Amaya, como una diosa. Es un espectáculo sobrecogedor. Al atardecer se pone violeta y plateada y parece que crece encima de sí misma... Amaya espera tu planta, lector. Y la tuya, lectora, que amas con ternura y con pasión, acaso sin saberlo, una tierra como ésta, que conmueve hasta la congoja cuando se siente respirar como se respira aquí.”

La ruta de los Foramontanos                                          Víctor de la Serna

 

Estamos justo en el punto donde se establece el contacto entre la Cordillera Cantábrica y la cuenca sedimentaria del Duero; es la comarca burgalesa de Las Loras, así llamada por su original relieve a base de largas y estrechas estructuras rocosas -las loras-, que emergen sobre el abrupto paisaje de la región.

Pero sobre todas las demás, cómo un inmenso navío varado entre los trigales de la llanura, destaca Peña Amaya, de impresionante belleza y señorío; una indiscutible fortaleza natural que se levanta 500 metros sobre la planicie que la rodea. Sus imponentes y solitarios peñascos constituyen uno de los enclaves más destacados dentro de la historia del Norte peninsular.

Charlando con José en la Caseta de Información de Peña Amaya

Amaia es el nombre de la antigua ciudad cántabra asentada en lo alto de la fortaleza.

La primera cita la encontramos hacia finales del Siglo I y describe el paso por Amaia de la vía romana que iba desde León a Suances.

 La segunda mención nos llega hacia el año 574 cuando el rey visigodo Leovigildo ocupó Amaia y atacó Cantabria.

Amaia reaparece en la historia sobre el 680 con la invasión de los árabes.

Hacia el 750 Alfonso I tomó la ciudad y la reconstruyó pero se despobló nuevamente. En el 860 Ordoño I encargó a Rodrigo su reconstrucción y ocupación, tomando el nombre de Amaya Patricia. En 989 Abderramán IV cerca y arrasa de nuevo la población en lo que sería la última batalla librada bajo sus murallas.

                   Sobre la Peña Amaya aún se conservan restos arqueológicos. Podemos observar una trinchera de acceso al castro, posiblemente de época prerromana, así como una de las murallas ofensivas.

Restos de El Castillo

Las primeras construcciones en lo alto de la Peña son de la época celta, ampliado sucesivamente por romanos, visigodos y sobre todo en el siglo IX, bajo el reinado astur de Ordoño I, el conde Rodrigo reconquista Amaya y la repuebla y fortifica, haciéndose cargo como gobernador de los territorios  que más tarde fueron llamados  'Castiella vétula'  (Castilla la Vieja).         

                 El castro : Las ruinas de este pueblo medieval, que aprovechó estructuras más antiguas, las murallas que defendieron el castillo y, en la cima, apenas vestigios de la imponente fortaleza que señoreó Amaya. Se pueden distinguir restos de estos muros y cimientos que formaban parte del desaparecido castillo.

La fortificación era tan sólida que en años posteriores y en varias ocasiones los árabes intentaron asaltarla, algunas veces incluso con miles de jinetes y siempre tuvieron que desistir.

Y no será hasta el siglo XVII cuando el castillo,  ya sin ninguna función, quede relegado al olvido y la vieja ciudad celtibérica, en el segundo milenio de su existencia, quedará convertida en un montón de piedras..

.

Imagen de los restos del antiguo poblado    

 

 

CR Amaya

CR Peña Amaya

CR El Hidalgo

C. San Juan,8, 8 bis y 44
09136 AMAYA Burgos  

Teléfono 947 363 216
Móvil 616 044 920 - 669 328 353

azurural@yahoo.es